La población gallega envejece a mayor ritmo que la media española

Según el Atlas Socioeconómico de Galicia,  la edad media de los españoles se incrementó en un año entre 2000 y 2008, mientras que la edad media de los gallegos aumentó cuatro años. Es decir, dos de cada diez gallegos tienen más de 65 años, frente a 1,6 de cada diez españoles.

Este estudio abarca los 315 municipios de la comunidad autónoma y refleja, por ejemplo, que Monforte de Lemos, Vilalba y Sarria tienen a una cuarta parte de sus ciudadanos en edad de jubilación. En el polo opuesto, las poblaciones que superan los 10.000 habitantes proporcionalmente más jóvenes están en los cinturones urbanos de Santiago y A Coruña: Ames, Arteixo, Culleredo y Cambre.

El índice de dependencia, que relaciona la población que no trabaja y depende del resto (tanto niños como ancianos), en Galicia es casi cinco puntos superior al de la media nacional. De nuevo Monforte de Lemos y Vilalba encabezan los municipios superiores a 10.000 habitantes con más población dependiente. As Pontes, Arteixo y Ames son los que menos. La natalidad ha sido más alta en Ames, Ponteareas, Culleredo y Cambre, ciudades que tienen más niños menores de 14 años en contraposición a As Pontes, Vilalba, Fene y Laracha, como las que menos.

Sin embargo, el perfil socioeconómico de Galicia ha mejorado, así como la renta disponible por habitante. Entre los años 2000 y 2007 se acercó cinco puntos a la media española, pero los gallegos siguen teniendo un 10% menos de poder adquisitivo (13.547 euros anuales frente a 15.054 euros de la media nacional). Paralelamente ha crecido la producción de bienes y servicios, pero el Producto Interior Bruto de Galicia es todavía un 16% inferior al de España. Los diez municipios con mayor nivel de renta son Santiago, A Coruña, Lugo, Ourense, Pontevedra, Oleiros, Vigo, O Porriño, Nigrán y O Barco de Valdeorras. En el polo opuesto de las localidades de más de 10.000 habitantes se sitúan Laracha, Santa Comba, Rianxo, Boiro, Carballo, Ponteareas, Arteixo, Tomiño, Ribeira y Vilagarcía. Las provincias del interior (Lugo y Ourense) tienen menos renta, menos población y más envejecimiento, pero eso no significa que haya más desigualdad social.

Otro de los aspectos que aborda el Atlas es la densidad comercial. Entre las grandes ciudades, sólo Lugo figura con un número elevado de metros cuadrados de tiendas por cada 1.000 habitantes. Claro, que en este estudio no se han incluido las últimas aperturas de grandes centros comerciales, de manera que Pontevedra, Ourense, Vigo y A Coruña figuran con poca saturación comercial. Estos cálculos se realizan teniendo en cuenta el concepto de población presente, es decir, el número de personas que se encuentran en un municipio en cualquier día del año. Vigo, con 400.000 personas, es el núcleo más poblado: su censo aumenta cada jornada en unas 110.000 personas ya sea por razones de trabajo, estudios, atracción comercial o turística. En A Coruña ocurre otro tanto: 393.000 personas caminan, de media, cada día por sus calles, 147.000 más que las que figuran en su censo. Santa Comba, Laracha, Vilagarcía  y A Guarda figuran como poco atractivas comercial y laboralmente.

About these ads

2 pensamientos en “La población gallega envejece a mayor ritmo que la media española

  1. He encontrado esto navegando por ahí y me ha parecido de interés. Espero que no sea un comentario demasiado largo. Un saludo.

    SIETE DE CADA DIEZ CONCELLOS GALLEGOS PERDIERON POBLACIÓN EN 2010
    El frenazo al crecimiento poblacional en Galicia después de seis años de lenta, pero continua progresión, es un problema generalizado y del que no se libra ya ninguna de las cuatro provincias. El análisis municipio a municipio del padrón a 1 de enero de 2011 revela que a lo largo de 2010 el 73% de los 315 ayuntamientos gallegos, es decir, siete de cada diez, perdieron población. Estas cifras se traducen en el conjunto de la comunidad en 2.231 empadronados menos, el primer retroceso que se registra en Galicia desde 2004.
    Los concellos, por el contrario, siguen prácticamente la misma tendencia demográfica que en los últimos seis años: los que perdían residentes los siguen perdiendo y aquellos que aumentaban población desde la mitad de la década pasada la continúan ganando; pero los incrementos no son muy llamativos, mientras que algunos descensos resultan preocupantes e indican que hay concellos que se vacían sin remedio.
    Solo tres mantienen en su censo el mismo número de residentes que hace un año, todos ellos en la provincia de Ourense: Beade, O Bolo y Verín. En el padrón municipal de 2010 había 231 ayuntamientos que presentaban pérdida de población por solo 83 que la habían ganado, una cifra que se repite este año.
    Lugo y Ourense son las provincias con un descenso más alto de población, del 85% y el 84%, respectivamente. En A Coruña ganan residentes casi el 31% de los concellos (29, uno más que el año anterior, frente 65 con balance negativo). Y en Pontevedra el balance es más equilibrado, con un 45% de municipios más habitados que el año anterior (27, concretamente) y un 55% (35) que menos.
    Después de las grandes ciudades, son los concellos de las áreas metropolitanas los que concentran más residentes que el año pasado, como Narón (38.910), Oleiros (34.133), Culleredo (29.207), Ames (28.852) o Cangas (25.913).
    Las provincias del interior siguen concentrando los concellos más deshabitados, con Negueira de Muñiz (Lugo) al frente con solo 224 residentes, 14 más que a principios de 2010. No llegan al millar de empadronados los ayuntamientos lucenses de Muras, Ribeira de Piquín y Triacastela; el pontevedrés de Mondariz-Balneario; y hasta 15 en la provincia de Ourense.
    En la provincia de Pontevedra ganancias y pérdidas se reparten de modo desigual. El que más población perdió en números absolutos fue Marín, donde hay censadas 133 personas menos. Por el contrario, tras la ciudad de Pontevedra, destacan por su aumento Ponteareas, con 245 personas, y Salceda de Caselas, con 217.
    En todo caso, los datos generales indican que Galicia ha vuelto al grupo de comunidades que más habitantes han visto desaparecer del padrón municipal tras seis años consecutivos de incrementos. Ahora, con el desequilibrio demográfico más acusado y porque los inmigrantes en paro regresan a sus países por la crisis, Galicia vuelve a situarse a la cola del país, solo por detrás de Asturias y pareja a Castilla y León y Aragón.

  2. La población de los municipios rurales de pequeño tamaño de Galicia ha disminuido un 2,80 por ciento entre 2008 y 2010 frente a un aumento del 0,19 por ciento de media en España. Así consta en un informe sobre la evolución del sector agroalimentario español publicada por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM). Según el informe, la población creció en un 5,75 por ciento en Madrid, en Baleares (+3,66 por ciento); y en el País Vasco (+2,71 por ciento). En cambio la población descendió en cinco comunidades autónomas, en concreto, en Asturias (-2,48 por ciento); Castilla y León (-1,01 por ciento); Extremadura(-0,77 por ciento); Galicia (-2,80 por ciento); y Región de Murcia (-0,65 por ciento).

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s